Actualmente

GIMNASIO BLANDO
Alejandra Mizrahi en Teatro Tiempo 


Coproducción Intemperie / Munar

15 de Agosto al 12 de Septiembre 2021

Pedro de Mendoza 1555, La Boca, CABA

Gimnasio blando es una instalación de dispositivos en los que ejercitar a partir de distintas técnicas textiles. El espacio de trabajo se transforma en un gimnasio. En lugar de máquinas para trabajar los músculos, se aborda el trabajo de lo minúsculo a través del fieltro amasado, el bordado tradicional, agujado y ruso y distintos tipos de construcción de tejidos.

El cuerpo manifiesta y revela superficies que dan cuenta de un ejercicio. El cuerpo que borda, es diferente al que teje y al que afieltra. La dimensión performativa de los textiles no sólo se produce en la lectura del textil resultante sino también en el hacer mismo.

En Gimnasio blando las técnicas son los ejercicios que invitan al cuerpo a estar en el espacio de diversas formas. Reglas y operaciones que posibilitan, condicionan, limitan y potencian estados. Pensar con las manos, con todo el cuerpo. Los dispositivos van adquiriendo marcas de aquellas improntas. Un rato en cada lugar. Una rutina de ejercicio.

Tensar 
Templar 
Tentar 

Esperar a que el color salga. Recibirlo en un paño crudo. Hierve, huele, impregna. Sumerjo mis manos cuando el agua está fría pero cuando está caliente, mis dedos se prolongan en palos de madera. A veces mis manos también se transforman en telas mullidas que agarran las incandescentes tapas de las ollas. De un imperceptible amarillo (cáscara de cebolla), rosado (hueso de palta) y verde  (cáscara de cebolla morada), día a día el color se enfatiza. A más persistencia, más fuerza. Luego, fragmentos de vegetales babosos ya sin casi nada más que esa lámina que les permite existir, se cuelan y se arrojan. Ya comidos y exprimidos, me lo han dado todo. ¿Qué más puedo pedirles que alimento y color?

Coser 
Cocer 

Embeber las telas de almidón. Estabilizar y rigidizar la lámina textil. Estirar y preparar el calor. Apoyo el metal incandescente y el vapor emerge de la lámina. Se cuece el almidón con el calor. Se endurece. El color y el medio para endurecer transforman a las telas en alimento, las vuelven energizantes para seguir con el próximo ejercicio.

Ale
Ale